No alimentar al troll

Fernando Sanagustín

Dibujo genial de Fernando Sanagustín. Gracias!! 😉 

Trolls, spammers, hoygan, leechers, flame warriors, newbies, eagle scouts…  Tengo que reconocer que el otro día, leyendo unos apuntes de Social Media, aluciné al descubrir la cantidad de especímenes que estamos – me incluyo, y seguro que tú también encontrarías la especie a la que perteneces – pululando cada día por la red de redes. Quizás porque nunca he sido una usuaria muy activa de los foros y, la mayoría de ellos, son especies particulares de ese ecosistema.

Sí que conocía, por ejemplo, a los trolls. Esos usuarios tan molestos que se dedican – en foros, blogs, redes sociales o cualquier otro lugar – a incomodar y provocar al resto de usuarios. Hay diferentes tipos: el spoiler, el off-topic, el old-news… Lo que no sabía era que a los trolls más “peligrosos” se les llamaba Flame Warriors.

Al parecer, los spammers son los usuarios – a veces bots, o robots – que, haciéndose pasar por personas aunque no lo sean, infestan la red de mensajes publicitarios. Y se llama leechers – o sanguijuelas – a aquellos que entran en foros o comunidades solo para coger los recursos que aportan el resto de usuarios, sin dar nada a cambio. Los newbies son los recién llegados –  vergonzosos y novatos –  y los eagle scouts, los que siempre aportan conocimiento.

¿Y los hoygan? “Aunque, en principio, estos usuarios son inofensivos (no pretenden colocar masivamente su publicidad como los spammers o interrumpir la conversación como los trolls), resultan muy molestos. Puede que incluso muchos de ellos sean trolls camuflados imitando a un hoygan para provocar y molestar a los usuarios” (De los apuntes estupendísimos de FUNED). ¿Quiénes son, entonces, los hoygan? Pues los usuarios hispanohablantes han bautizado con ese nombre a otros usuarios que, por diversas razones, escriben con faltas de ortografía y, además, solo suelen escribir para pedir cosas “imposibles”, de ahí su nombre: HOYGAN, NO ME FUNSIONA EL PC SAVEN QUE PUEDE SER. Te suena, ¿no?

Podríamos seguir con los chaters, los energy vampires, los profesores, los gurús, los arqueólogos, los clones, los fakes, los payasos diabólicos, los susurradores, los angry Little men… ¡¡Menuda fauna!!

¡Ah! Si alguna vez te encuentras con uno de esos trolls molestos… ¡No entres al trapo! Los expertos recomiendan no alimentar al troll.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *